Sistemas de techos contínuos


Sistemas de techos > Sistemas de techos contínuos

Los techos continuos suspendidos de una estructura de perfilería oculta, anclada al forjado mediante varillas y fijaciones especiales, están formados por placas de yeso laminado atornilladas a la estructura metálica permitiendo obtener un acabado final que varía en función del tipo de placa empleada o de las diferentes texturas de pinturas elegidas.

Tanto en construcción nueva como rehabilitación, constituyen una excelente solución.

Para humedades de cuartos de baño y cocinas, la perfilería se encuentra garantizada contra corrosión.

Ventajas

Permiten su suspensión independientemente del material que constituye su soporte.

Pueden conseguir un aislamiento acústico y térmico muy eficaz.
Permiten el paso de las instalaciones en la cámara creada por la estructura.
Elevada seguridad contra el fuego.

techos con estructura sencilla

Tipos de Techos Continuos

En función de la disposición de la estructura, pueden dividirse:

Techos directos: La placa de yeso va fijada a un perfil Omega, que se fija directamente al soporte.

Techos suspendidos:
Es el sistemas más comúnmente utilizado. La estructura metálica se suspende del forjado o soporte creando un cámara interior (Plenum) entre éstos y las placas. Los techos suspendidos, dependiendo de la composición de la estructura se dividen en :

  • Techos con estructura simple: Sólo utilizaremos perfiles primarios y a éstos se atornillan las placas directamente.

  • Techos con estructura doble: En este caso los perfiles primarios se suspenden del forjado mediante varillas u otros elementos de descuelgue, y los perfiles secundarios se fijan a los primarios, y a estos últimos es a los que fijaremos las placas.

techos con estructura doble