Láminas asfálticas


Cubiertas planas > Láminas asfálticas

Láminas bituminosas, comúnmente conocidas como láminas asfálticas

Están compuestas por un producto impermeabilizante reforzado por una o varias armaduras situadas en el interior de la masa y unas protecciones antiadherentes superficiales.

El mástico o betún se obtiene de una destilación ordinario del petróleo, y se modifica mediante la adición de polímeros (SBS o APP) , que presentan las siguientes propiedades:

  • Elevado punto de reblandeciendo.
  • Gran resistencia a los agentes atmosféricos, lo que proporciona máxima garantía de durabilidad.
  • Buena plegabilidad a bajas temperaturas. ( hasta – 20º C)
  • Gran robustez.
  • Excelente adherencia a la mayoría de los soportes utilizados en construcción.

La armadura tiene como finalidad servir de soporte al material impermeabilizante y proporcionar características mecánicas, tales como:

  • Resistencia la punzonamiento.
  • Estabilidad dimensional.
  • Resistencia al desgarro.
  • Elongación.


Los tipos de armaduras más habituales son:

  • Fieltro de poliéster (FP), proporciona mayor resistencia mecánica y baja elongación.
  • Fieltro de Fibra de Vidrio (FV), posee una gran estabilidad dimensional y baja resistencia al punzonamiento y desgarro.
  • Film de poliéster (PE), posee impermeabilidad en sí misma y un alto nivel de elongación. Tiene un mejor comportamiento al desgarro que la fibra de vidrio (FV).
Láminas asfálticas tejados

En función de su relación con el soporte, distinguiremos entre:


SOLUCIONES ADHERIDAS

En este sistema, las láminas se adhieren totalmente al soporte, previa imprimación asfáltica.

Las soluciones adheridas constituyen el sistema preferido por los proyectistas debido a la facilidad para detectar el origen de una gotera, ya que en caso de pérdida de estanqueidad, el agua no puede circular entre la lámina y el soporte.
Se recomienda su uso en:

Cubiertas para tránsito rodado, debido a la mayor resistencia a las tensiones tangenciales originadas por giros, aceleración y frenazos.
Cubiertas ajardinadas, porque presenta mayor resistencia a la penetración de raíces.

La unión solidaria con el soporte exige que:

  • El soporte sea estable. No se admiten prefabricados de hormigón.
  • Las laminas utilizadas cuenten con al menos una armadura de poliéster (FP) para absorber los movimientos térmicos y de retracción. No se recomiendan armaduras de polietileno (PE) debido a su sensibilidad térmica.

SOLUCIONES NO ADHERIDAS

Se trata de soluciones en las que las laminas quedan flotantes sobre el soporte (salvo en los refuerzos de puntos singulares, que deben adherirse en todos los casos).
Estas soluciones se generalizaron en el pasado gracias a su menor precio y al riesgo de fisuras por movimientos del soporte. En la actualidad están en francoretroceso, debido a las mejoras tecnológicas en los másticos y las armaduras.

Es importante recordar que no se permiten las soluciones no adheridas en cubiertas autoprotegidas, puesto que al no estar lastradas, pueden levantarse con la succión de viento.

SOLUCIONES DE FIJACION MECANICA

Se trata de soluciones en las que las láminas se fijan al soporte mediante clavos o tornillos con arandelas, que posteriormente quedan protegidos por los solapes entre láminas.
Este tipo de solución es habitual en cubiertas con soportes ligeros como chapa nervada, madera, derivados de la madera, etc.
El soporte portante deberá tener la rigidez suficiente para evitar el estancamiento del agua en la cubierta.
Su uso resulta obligatorio en pendientes superiores al 15 %, para evitar el deslizamiento de las láminas.
Son soluciones rápidas de ejecución que exigen mano de obra especializada.
No están recogidas por la normativa española por lo que resulta habitual utilizar normalización francesa (Avis Techniques). Para estos sistemas es necesario el D.I.T.E. Para mas información, consulten con nuestro Departamento Técnico.